AITOR Y TAMARA

  • 16-08-2013


Desde el momento que conocimos a Tamara supimos que nos lo íbamos a pasar genial el día de su boda. Una boda preparada con muchas ganas y muchísimo cariño. Aitor no estaba demasiado nervioso... y Tamara estaba tranquila hasta el momento que llego a la iglesia y se puso como un flan, luego se le pasó y disfrutó hasta el último minuto. Da gusto fotografiar a una pareja como ellos, que gozan de cada momento que están juntos y que se tocan, ¡Había química! y lo pudimos plasmar. Espero que os gusten!!!